Maravillas Ibéricas

Spanish English French German Italian

El jamón ibérico de bellota es algo más que un producto gastronómico, es un delicatessen con innumerables virtudes. Además de ser un placer para nuestro paladar actúa beneficiosamente sobre nuestra salud.

Ofrece un generoso aporte de vitaminas del grupo B (B1, B2) y sobre todo, niacina. Además contiene un 50% más de más de proteínas que la carne fresa. También es rico en hierro, magnesio, zinc, calcio y fósforo.

La grasa del Jamón Ibérico tiene un porcentaje elevado de ácidos grasos insaturados, especialmente el ácido oleico que facilita la producción de HDL, el llamado “colesterol bueno”, por lo cual, es un producto que beneficia a todo tipo de personas.

Por ello no estamos para nada de acuerdo en eliminar este importante alimento, tan tradicional en nuestra gastronomía, de la dieta del corredor. Además, se trata de un ingrediente la mar de "versátil": puede servirte para cumplimentar una ensalada, para rellenar tu bocadillo, como tapa o tentenpié, etc.

El jamón ibérico contiene 33 proteínas por cada 100 gramos, prácticamente el doble que el jamón serrano. La cantidad de grasas en el jamón ibérico es del orden del 11%, la mitad, prácticamente, que en el jamón serrano. Finalmente, las kilocalorías que contienen el jamón ibérico, por cada 100 gramos, son unas 200, mientras que en el caso del jamón serrano es de unas 280. Las cifras, pues, son aplastantes en favor del jamón de calidad.

Porqué te recomendamos que consumas jamón ibérico? Fundamentalmente porque tiene una cantidad de proteínas y de ácidos monoinstaurados y ácido oléico importante, porque reduce el colesterol "malo", porque es ligero y digestivo, y porque, relativamente, es poco calórico. ¡Y porque sabe estupendamente!!!!


Lista de productos

 x 
Carro vacío